Talismanes: Protégete de las malas Energías

Updated: May 10, 2019

Un amuleto no es un talisman. La diferencia entre ambos!

Talisman

Lo primero que hay que saber diferenciar es que un talismán no es un amuleto. Generalmente se piensa que son la misma cosa: un objeto que posee unas propiedades mágicas, ya sea para atraer la suerte, el amor, repeler malas energías y momentos negativos, protegernos del mal. La realidad es que a pesar de que un amuleto y un talismán puedan compartir el mismo fin, existen varias diferencias importantes entre ellos. El amuleto es un objeto sencillo de procedencia natural: una piedra, una hoja, un diente o pata de un animal, etc., que posee unas propiedades energéticas o mágicas concretas establecidas por la naturaleza, por ejemplo, la planta de ruda, que se dice posee propiedades para alejar las energías negativas, o la piedra jaspe de color rojo, que se utiliza para limpiar y estabilizar el aura. Asimismo, hay que entender que el amuleto ya posee su propiedad mágica de forma natural. En cambio, el talismán es un elemento fabricado en particular para alguien en concreto y para un propósito mágico o energético específico. Y puede estar formado por distintos  símbolos y otros elementos naturales combinados, como metales, sales o tierras y que tienen como finalidad potenciar sus efectos. Además, el talismán necesita imperiosamente de una carga energética  y ciertos rituales adecuados si se desea que cumpla con el cometido para el cual fue realizado. Todos los talismanes deben ser debidamente limpiados y recargados periódicamente para que no pierdan las propiedades para las que fueron hechos.



17 views

© 2020 Esoterismo y Magia, Corp.

  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon